Diego Godín se despidió entre lágrimas del Atlético

Tras nueve años de “Colchonero”, Diego Godín se despidió del Atlético de Madrid en una rueda de prensa realizada este martes. Finalizará su vínculo con los dos últimos compromisos de La Liga española en curso.

Quería decirlo yo. Son mis dos últimos partidos en el Atlético”, empezó su alocución para justamente dejar clara su ida del club con el que logró ocho títulos, cinco de ellos europeos.

Lo hizo antes de llorar, en claro síntoma de sentimiento con una entidad que lo arropó más de un lustro.

La decisión se tomó debido a la falta de entendimiento entre el futbolista y la directiva del conjunto para alcanzar un pacto. “Hemos tenido reuniones, está claro que no hemos llegado a un acuerdo. Se acabó una etapa, un ciclo, el más bonito de mi carrera deportiva y de mi vida”, dijo.

Capitán de la oncena tras la salida de Gabi el año pasado, el nacido en Uruguay pudo haberse marchado antes pero siempre prefirió mantenerse a las órdenes de Diego Simeone, su entrenador desde que asumió el banquillo en 2011.

“Me voy con orgullo y tranquilidad. Es público que he tenido ofertas. Me he quedado porque lo he sentido, porque he querido, lo repetiría mil veces, no me arrepiento de ninguna decisión”, destacó el defensor de 33 años.

Los clubes de Manchester y desde el fútbol italiano han sido pretendientes de Godín. Pero su compromiso era ganar en una plantilla histórica para la institución, además de sus copas también las dos finales de Liga de Campeones, que estuvieron cerca de añadir a su palmares.

Lee también   Atlético y Real Madrid "tienen cuentas pendientes", afirma prensa española

Por eso valoró su pasó por el Atlético, más aún debido al cariño de la afición, su trofeo más preciado. “Cuando era niño soñaba con jugar al fútbol, con mi selección, llegar a Europa, ser un gran jugador, pero no hay nada más lindo que entrar a un estadio y que la gente coree tu nombre”.

Por ende, se hizo merecedor de un vídeo con sus mejores momentos dentro del plantel.

Por un coste de ocho millones de euros, el zaguero charrúa arribó a la capital de España en 2010 proveniente del Villarreal. Hasta la fecha ha jugado 380 encuentros con la elástica rojiblanca, con 26 goles facturados.

Este domingo disputará, por el momento, su último compromiso con el elenco en el Wanda Metropolitano, casa que inauguró en 2017. Podrá despedirse de ese público que lo aupó allí y también en el ya desaparecido Vicente Calderón.

Concluirá su etapa el 18 de mayo, visitando al Levante.

Se habla que recalará en el Inter de Milán de la Serie A, mismo trayecto que tomó su excompañero en la defensa colchonera, el brasileño Joao Miranda en 2015.