El exarquero del Real Madrid, Diego López, concedió una entrevista al Diario Marca de España para conversar acerca de ciertas  cosas, entre ellas su abrupta salida del cuadro merengue tras la Décima.

Diego López habló de Iker, Mou y su salida del Madrid

diego-lpez-analiz-su-polmica-estancia-en-el-real-madrid_86542

En la charla publicada este miércoles, el alto arquero del Milan en la actualidad no descartó ningún tema, ni siquiera uno que lo tuvo como protagonista directo en el año 2014, cuando debió irse del equipo de sus amores, el Real Madrid:

(Al Madrid) llegan sólo los elegidos y cuesta mucho marchars, aún más cuando se debe a circunstancias tan particulares como las que me tocaron a mí. Cuestiones deportivas y extradeportivas. Llegó Keylor Navas y el Milan me permitía mejorar en algún aspecto. Había mucha tensión y es verdad que podría haberme quedado, pero soy una persona reflexiva y no hace falta ser muy listo para darse cuenta de que me tenía que ir.

Un año después pensé que quizás me equivoqué, porque soy muy madridista y porque es muy difícil irte del Madrid cuando eres titular

Cuando López llegó a la Casa Blanca era la primera opción de José Mourinho, que le había quitado la titularidad a Casillas. Luego llegó Carlo Ancelotti, quien puso a Diego a tapar en Liga y a Iker en las copas. Tras el Mundial de Brasil, apareció Keylor Navas:

Ese verano se habló mucho de la portería. Iker quería salir y se daba por hecho que así sería. Empecé a entrenar y llegó Keylor, e Iker todavía no encontraba una salida. Me reunieron y me dijeron que éramos tres porteros y sólo necesitaban a dos…

Se le preguntó por su relación con Iker Casillas, con quien competía por el puesto:

Iker y yo nos conocimos con dieciocho años y estuvimos juntos casi cuatro. Salíamos juntos a cenar, pero con el tiempo las cosas van cambiando. Siempre nos hemos respetado como compañeros. En realidad no pasó nunca nada.

Por último, cerró hablando de José Mourinho, el entrenador que lo llevó de vuelta al Bernabéu:

Mourinho me quiso dos años antes de ficharme, estando yo en el Sevilla. No era casualidad la confianza que tenía en mí. Es una persona tremendamente cercana, la prensa tiene una imagen errónea de cómo es. Apoya 100% al jugador, comparte bromas, sin que eso esté reñido con ser muy exigente. No mira nombres sino el trabajo, mantenía la misma relación con todos.

Lee también   Community Manager deja de "tuitear" para entrar al campo