El partido que se jugó ayer por Champions League, en el que Basilea goleó a el Benfica 5-0, nos dejó una perla por parte de Dimitri Oberlin, quien en una terrible contra que se originó desde un tiro de esquina (fue quien despeja con un cabezazo) emprendió una carrera de unos 95 metros y alcanzando una velocidad de unos 32km/h llegó al arco contrario recibiendo un pase apenas fuera del área para batir con un disparo entre las piernas al meta Julio Cesar y poner el 2-0 de momento.

Este chico recorrió esta distancia en unos 11,4 segundos. ¡Impresionante!

Lee también   Polonia le dice "NO" a la cerveza durante la Euro 2012