La joven promesa del arco italiano y titular en el AC Milan, Gianluigi Donnarumma, no la pasa bien en el club rossonero tras las últimas noticias que han surgido con su nombre que apuntan a que quiere irse del equipo.

En su último partido contra el Hellas Verona por la Coppa Italia, los aficionados milanistas expresaron su rechazo y enfado contra Donnarumma, con cánticos violentos y una bandera que decía “Violencia psicológica es cobrar seis millones al año y pagar el sueldo a un hermano parásito? Vete ya, la paciencia se acabó”.

La molestia de los tifosi está relacionada con dichos de su representante, Mino Raiola, quien alegó que su jugador ha sufrido de “violencia psicológica” en las últimas semanas.

El ambiente explotó el pasado miércoles y el joven guardameta no pudo aguantar las lágrimas en el vestuario, en una imagen en la que se vio a Leonardo Bonucci consolarlo luego de terminado el partido.

Lee también   Milan y Atlético llegan a un acuerdo por Torres