Agencia Nacional Antidopaje Alemana

Esto pasó el 8 de abril pasado. Previendo una futura ingesta de Clembuterol, la Agencia Nacional de Antidopaje Alemana (NADA) había advertido a la Federación Alemana de Futbol (DFB) cuidar la alimentación de los jóvenes de su selección sub 17 que participarán en el Mundial de México de la especialidad, pues de acuerdo a varios indicadores existe un riesgo creciente importante por dopaje accidental (en la comida) en China y especialmente nuestro país.

El comunicado enviado hace dos meses por la organización, advierte que un estudio reciente del Instituto Manfred Donike y del Centro de Investigación Preventiva de Doping de la Universidad de Deportes de Colonia «demuestra un incremento significativo de los valores en las muestras de orina tomadas a dos viajeros que volvieron de México en marzo de 2011 después de tres días de viaje. Las muestras de orina se tomaron el primer día tras su vuelta», explica la agencia.

Agrega que «las concentraciones de Clembuterol estaban entorno a 115pg/ml y 90pg/ml. Las muestras de orina tomadas antes del viaje a México no contenían Clembuterol. Estos valores eran incluso superiores en las muestras analizadas a viajeros de China que tuvieron que recibir el aviso por parte del laboratorio en Colonia y de la NADA alemana a mediados de febrero».

El problema es que hasta el momento, no existe un límite de Clembuterol en las regulaciones contra el dopaje, «por lo tanto, las concentraciones encontradas en el estudio darían lugar a un resultado analítico positivo. Como regla general, los atletas son responsables de sí mismos y deben ser extremadamente cuidadosos con las sustancias que pueden desembocar en un positivo«.

Lee también   #ElTweetDelDía viernes 9 de agosto de 2013

Y concluye tajantemente: «La NADA alemana recomienda extremar la vigilancia con la comida en caso de viajar a México o a China. El consumo de carne deberá ser omitido en la medida de lo posible«.

La pregunta está en el aire. Si México no tiene control en la producción de Clembuterol en los alimentos, ¿por qué la Federación Mexicana de Futbol no tuvo más cuidado? ¿No debería FIFA sancionar -más allá de a los jugadores- a la misma FMF?