El Borussia Dortmund tomó la decisión de no vender más jugadores a uno de sus máximos rivales, el todopoderoso Bayern Múnich, según informó el diario alemán Billd. Los directivos del Dortmund decidieron no volver a traspasar a algún jugador al Bayern con el objetivo de poder pelear por la Bundesliga y, a su vez, no reforzar a su mayor competidor por el título.

Las ventas de Mario Götze, Robert Lewandowski y Matts Hummels, siendo las más sonadas de los últimos tiempos, hizo que los directivos del Dortmund, liderados por Hans-Joachim Watzke y Michael Zorc, tomaran la decisión de no volver a traspasar a algún jugador al gigante alemán.

La venta del estadounidense, Christian Pulisic, al Chelsea es un vivo ejemplo del cambio que tomó el BVB; el talentoso jugador americano, que salió de Alemania por 64 millones de euros, se negó a renovar con el club buscando una salida a un mejor club y los directivos del club aceptaron solo si el comprador no era el Bayern, informó Bild.

 

Lee también   Top Sapiens del fin de semana