El holandés Pim Verbeek, entrenador desde hace tres años de la selección juvenil de Marruecos, rechazó la propuesta de entrenar interinamente, por un solo partido, a la selección mayor del mismo país.

Entrevistado por el diario Le Matin, Verbeek reconoció que la oferta le fue presentada por la Federación Marroquí de Futbol, inmersa en un conflicto con la FIFA (que invalidó las elecciones del pasado noviembre para renovar sus instancias dirigentes) y que debe tomar algunas decisiones urgentes, como elegir a un seleccionador.

Para salir del paso, y mientras la Selección está descabezada y sin un candidato claro, la federación propuso a Verbeek encargarse interinamente del primer equipo al menos para el próximo partido ante Gabón, el 5 de marzo.

«Estoy muy decepcionado (…) Entrenar al equipo nacional durante dos días, no es muy motivador. Tengo un proyecto bien detallado, y para llevarlo a cabo hay que trabajarlo a largo plazo», dijo el holandés.

Verbeek no oculta que le gustaría tener un contrato más largo con el primer equipo: «Tomar a mi cargo al equipo nacional marroquí es un gran honor y una gran oportunidad, pero es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera», precisó.

La Selección marroquí de futbol está viviendo uno de los periodos más críticos de su historia, al no conseguir clasificarse en las fases finales ni en los últimos mundiales ni en la pasada edición de la Copa Africana.

Lee también   Mats Hummels también donará el 1% de su salario