En la Jornada 15 de LaLiga, el Espanyol recibió en el RCD Stadium al FC Barcelona en una edición más del Derby Catalán.

Los dirigidos por Ernesto Valverde se pusieron en ventaja a los 17 minutos con una soberbia ejecución de tiro libre del capitán Lionel Messi, pese a la estirada de Diego López.

A los 26′, Messi, entre un mar de jugadores ‘Periquitos’ logró asistir a Ousmane Dembélé, para que el francés convirtiera el segundo gol con un gran disparo a segundo poste.

Justo antes del descanso, Luis Suárez se internó en el área local, protegiendo el balón con su cuerpo y logrando definir la tercera anotación casi sin ángulo entre las piernas del guardameta local.

Ya en la parte complementaria, el conjunto culé se dedico a controlar el partido y a los 65 minutos, Lionel Messi volvió a aparecer con otro tiro libre, repitiendo la dosis a Diego López, desde una mayor distancia.

El conjunto local había descontado gracias a Óscar Duarte, sin embargo, el VAR invalidó la anotación debido a una posición adelantada y el duelo terminó 0-4.

Con este resultado, el Barcelona se coloca como líder único de LaLiga, al llegar a 31 puntos, tres más que el Sevilla y el Atlético de Madrid.

Lee también   Messi: sindicato del fútbol francés se lanza a los pies del "Rey de París"