El Barcelona de Xavi no tiene paz y volvió a dejar puntos

Empate del Barça 2-2 en su visita a Pamplona para enfrentar al combativo Osasuna por La Liga. Los catalanes, quienes acaban de caer de Champions a Europa League, en su primera campaña post-Messi, naufragan en la intrascendencia de la tabla. Con una situacióna anómala para un «gigante debilitado» que cada vez gana menos.

El argentino Chimmy Ávila lo empató sobre el cierre / foto: youtube

Xavi ponía en El Sadar de Pamplona, el equipo que le permitían las numerosas bajas en el plantel azulgrana. Nuevas oportunidades para futbolistas de un rendimiento insuficiente como son los casos de Ousmane Dembelé, Umtiti y DeJong. Jugadores que estarían en la carpeta del entrenador para ser negociados, pues nunca cumplieron las altas expectativas depositadas al momento de sus elevados fichajes. Luego ingresaría otro que saldría en el mercado como Phillippe Coutinho, jugador carioca de rendimiento cuestionable y en clara involución desde que viste de azulgrana.

Sin embargo emepzaban ganando los visitantes con gol del canterano Nico González, hijo del recordado jugador coruñés que brillara en aquellos tiempos del Deportivo, hoy en la tercera categoría española. Minutos después lo empataba Osasuna a través de David García.

En el arranque del complemento se volvían a adelantar los culers con otro gol procedente de La Masía. El joven marroquí Ez Abde, hacía el segundo para un Barça que le cuesta lo indecible ganar fuera del CampNou (apenas dos triunfos en la temporada, en Villarreal y Kiev). Pero al minuto 86, el corajudo Osasuna de Jagoba Arrasate lo iba a empatar con un gol argentino.

Ezequiel «el Chimy» Ávila sacó un remate raso y potente desde la frontal del área al minuto 87, para empatar el partido a dos, y derrumbar la esperanzas catalanas en tierra navarra. El golpeado Barcelona queda 8vo, a 18 puntos de la cima, hoy merengue, aunque los blaugranas adeudan un partido. Osasuna es décimo en La Liga.

Lee también   Tigres rasguñó, pero Xolos mordió