Luego de los incidentes ocurridos en el Clásico del pasado miércoles, el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol decidió multar al FC Barcelona y dar una advertencia de veto al Camp Nou.

Foto vía Twitter @FCBarcelona_es

De acuerdo con un comunicado de la RFEF, se multó al conjunto culé con 1.500 euros y la posibilidad de que su estadio quede clausurado por la «alteración del orden con carácter de gravedad».

La decisión fue tomada en primera instancia por lo que destaca el artículo 101.2 del Código Disciplinario de la federación, el cual reza: «se considerará infracción de carácter grave y será sancionado con multa en cuantía de hasta 3,000 euros y apercibimiento de clausura, el lanzamiento de varios balones, o de cualquier otro elemento al terreno de juego procedentes de la grada, con independencia de si el juego está o no detenido».

Esto debido al reporte que emitió el árbitro del partido Alejandro Hernández Hernández, quien destacó la detención durante poco más de un minuto de encuentro luego de que la afición culé lanzara balones de color amarillo al campo de juego del Barcelona.

El organismo rector también tomó la decisión de suspender por un partido al volante del Real Madrid, Casemiro, por acumulación de tarjetas amarillas.

Lee también   Dani Alves: "El que me fiche tendrá a un campeón"