El Barcelona fue superado por Athletic en la Final de la Supercopa

El Barcelona y el Athletic Club definieron al ganador de la Supercopa de España, un partido que no fue para nada sencillo entre dos clásicos rivales del fútbol ibérico.

Foto: YouTube

Y el campeón terminó siendo el club vasco, pues remontó un partidazo para ganar por 3-2 con goles de Óscar De Marcos, Asier Villalibre e Iñaki Williams, para hacer tropezar nuevamente al equipo azulgrana.

Los bilbaínos fueron mejores durante toda la primera parte, pero al igual que su rival, proponía poco peligro debido a que las dos defensas estaban muy bien plantadas, por eso el primer disparo llegó cerca de la media hora.

Los minutos pasaron y cuando se pensó que el entretiempo llegaría sin goles en el marcador apareció el primer tanto, cuando Griezmann definió una jugada trabada que derivó en un rebote suelto en el área que el francés remató de zurda. Pero los rojiblancos no se quedaron de brazos cruzados y buscaron igualar, algo que llegó poco antes del final del primer tiempo, cuando De Marcos le ganó toda la espalda a Jordi Alba y puso el pie derecho para superar a Ter Stegen y enviar al descanso 1-1.

Barcelona vs Athletic 1
Foto: YouTube

El segundo tiempo cambió un poco las posiciones de ambos, pues el conjunto catalán iba un poco más al ataque y tenía por más tiempo la pelota, pero daba sensaciones de que podía sufrir otro tanto de su rival.

Sin embargo, fueron los culés los que lograron tomar ventaja nuevamente, con una jugada muy a su estilo, Jordi Alba trepando por su banda hasta el final y tirando un centro raso al medio del área, donde Griezmann colocó el segundo rematando de primera.

Lee también   MILAN | ¿A levantar el Scudetto?

El partido pasaba con el control y la ventaja del Barça, pero una falta al minuto 89, tonta por demás, de Lenglet le dio un tiro libre al Athletic que cobró Muniain y que Villalibre se lanzó con el pie por delante para empujarla al fondo del arco y enviar todo al alargue.

Y en pleno arranque del tiempo extra los leones se pusieron en ventaja gracias a Iñaki Williams y su golazo, cuando recibió en la frontal del área, se perfiló y la clavó con la derecha en el ángulo del segundo poste.

El tiempo pasó con el Barcelona buscando empatar y los bilbaínos ampliar la ventaja, pero terminó sin más goles pero con la expulsión de Messi, para que sea el equipo rojiblanco el que celebre su tercera Supercopa, junto a Marcelino, que le vuelve a ganar una final a los azulgranas.