Es un hecho que todos los clubes del mundo le tienen miedo al llamado virus FIFA, una dañino organismo que ataca a sus jugadores cuando estos están disputando juegos con sus selecciones. Ellos van, por puro amor a la camiseta, compiten, se lesionan, y los intereses de aquellos que les pagan quedan en el aire.

El Bayern, sin ganas de entablar polémica, solo les desea suerte:

Lee también   Luis Suárez vuelve a ser convocado para amistosos con Uruguay