Lejos parece haber quedado el Bayern Munich que ganaba la Bundesliga sin despeinarse. Este sábado, el equipo dirigido por Niko Kovac empató 1-1 contra el Friburgo en el Allianz Arena y dejó que el Dortmund sacase ventaja en el liderato de la tabla.

Con diez fechas disputadas, el Borussia Dortmund es líder a cuatro puntos de un Bayern que sufrió su cuarto partido sin poder ganar este año en la liga alemana. El verdugo fue un duro Friburgo, que resistió los ataques de Robert Lewandowski, Arjen Robben, James Rodríguez, Renato Sanches y compañía.

Pese a que el dominio del juego favoreció siempre a los bávaros, el gol se tardó en caer en el arco que defendió Alexander Schwolow, hasta que el joven Serge Gnabry pudo abrir el marcador con el 1-0 a los 80 minutos.

La tranquilidad en Munich indicaba que el Bayern se llevaba los tres puntos, pero Lucas Holer a los 89′ amargó la alegría local y le dio un eléctrico empate al Friburgo cuando se moría el encuentro.

Con el 1-1 definitivo, el Bayern quedó en 20 puntos a cuatro del puntero Dortmund, que ganó al Wolfsburgo y se confirmó como el mejor clasificado del campeonato.

No es un buen momento para los bávaros pero tendrán una oportunidad inmejorable en la siguiente jornada: el día 10 de noviembre visitan al Borussia Dortmund para intentar recortar puntos en el nuevo clásico germano.

Lee también   Pep se pone estricto.