El tradicional Boxing Day de la Premier League está en marcha y con la mayoría de los partidos disputados, se han dado resultados que han cambiado la clasificación general, pero que sobre todo, han consolidado al Liverpool como el líder absoluto de la liga.

Con un 4-0 sobre el Newcastle, el Liverpool mostró su mejor futbol en Anfield, gracias a los goles de Lovren, Salah, Shaquiri y Fabinho; con este resultado el equipo de Klopp llegó a 51 puntos y se ubicó a seis de más cercano perseguidor, el Tottenham.

La sorpresa del día la protagonizo el Manchester City, el cual se metió al King Power Stadium y parecía que saldría con una victoria, gracias a un gol tempranero de Bernardo Silva, pero el Leicester le dio la vuelta al marcador gracias a los goles de Marc Albrighton al 19 y Barbosa Pereira al 81, lo que hizo que el equipo de Guardiola cayera hasta la tercera posición.

Quien parece que retoma su nivel es el Tottenham, quien se aprovechó de un débil Bournemouth para endosarle un 5-0, gracias a los goles de Erikssen al 16, Lucas Moura al 35, Harry Kane al 61 y doblete de Son, con lo que ascendió al segundo puesto de la tabla.

Otro que parece que vuelve a su nivel es el Manchester United, el cual venció con un marcador de 3-1 al Huddersfield, gracias a un gol de Nemanja Matic al 28 y doblete de Paul Pogba, jugador que tras cerrar la negra etapa con José Mourinho, ha vuelto al cuadro titular y ello se ha visto reflejada mejor que nunca en este partido.

Lee también   El Ludogorets de Bulgaria, feliz de enfrentar al Real Madrid en Champions

Por su parte, el Wolverhampton de Raúl Jiménez se metió al Craven Cottage, la casa del Fulham y rescató un empate gracias a un gol de Romain Saiss al minuto 85, resultado que le permite al equipo mantenerse en el lugar 10 de la clasificación.

En otros resultados, el Everton goleó 5-1 al Burnley, mientras que el Crystal Palace empató sin goles frente al Cardiff; más tarde, Arsenal enfrenta al Brighton y el Watford al Chelsea, mientras que el día de mañana, el West Ham se mide ante el Southampton