Chelsea como local no pudo vencer al siempre férreo Burnley por la jornada 35 de la Premier League inglesa. Pese a una gran jugada y pase de gol de Hazard que aprovechó Kanté, y a un golazo de Higuaín, los blues empataron 2-2 y quedaron cuartos y con un partido más que sus perseguidores.

Se adelantó Burnley en Londres con un tanto a los 8 minutos del irlandés Hendrick.

A los doce minutos lo empataba el Chelsea gracias a un desequilibrante Hazard por banda izquierda, que limpió la jugada de rivales y cedió a Ngolo Kanté que entraba al área para definir. Una fórmula repetida en esta campaña que ha dado frutos al conjunto de Sarri.

Solo dos minutos más tarde, los blues se ponían en ventaja a través de un buen entendimiento adentro del área mayor entre el argentino Gonzalo Higuaín y el capitán del equipo, el vasco César Azpilicueta.

Higuaín giró con calidad y se sacó la marca, Azpilicueta cedió nuevamente para el ex River de taco, y el goleador sudamericano sacó un riflazo casi sin ángulo que dejó de estatua al arquero Heaton. Ganaba Chelsea con dos ráfagas de buen fútbol.

Pero los goles no pararían y caían seguidamente como piezas de dominó. Al 25 Burnley anotaba el 2-2 con gol del austriaco Barnes. Resultado que se mantendría durante todo el compromiso en Stamford Bridge.

Chelsea queda 4to en la Premier con 67 puntos (a lejanos 21 de la cima), por detrás de Liverpool, City y Tottenham, a quien igualó en puntos pero los Spurs deben un partido. Arsenal y Manchester United (5to y 6to) también deben un partido y pueden alcanzar o pasar a los blues en la tabla. Burnley con este valioso punto está en el puesto 15.

Lee también   Lampard tomó bien las burlas