Estados Unidos y Cuba han vivido por más de 60 años un conflicto bilateral por motivos políticos. Pero un futbolista rompió el histórico bloqueo del gigante de América contra la isla.

Foto vía Twitter.

Se trata de Luis Paradela, delantero de 22 años, quien fichó por el Reno 1868 FC de la United Soccer League (USL), la segunda división —sin ascenso— del fútbol estadounidense. El club es filial del San José Earthquakes de la Major League Soccer (MLS) y el jugador llegó procedente del club Universidad de San Carlos de Guatemala.

Paradela nació en Cuba y representa a la isla a nivel de selecciones. Con su país ha disputado nueve partidos y ha marcado cinco goles.

Pero la llegada del delantero al fútbol norteamericano marca un antes y un después del bloqueo de Estados Unidos sobre la pequeña nación centroamericana, que va desde lo político, económico, social y educativo hasta lo deportivo.

Ningún atleta nacido en Cuba podía hacer vida en una liga deportiva estadounidense porque se le consideraba desertor. El deportista que desertaba no podía representar a la isla.

Pero eso cambió y Paradela ya recibió su permiso de trabajo en Estados Unidos y cuando debute con el Reno será el primer cubano que juega en una liga norteamericana sin perder su derecho a representar a Cuba.

 

Lee también   Clint Dempsey no ve diferencias en la selección mexicana