«Mal» arrancó el Tri su andar en los Olímpicos de Londres con un empate sin goles ante Corea en el que se vio superado ampliamente en todas sus líneas, definitivamente no era el panorama que se tenía previsto con esta selección de la que tanto se habló y de la que tantas ilusiones se forjaron previo al arranque de la justa veraniega.

Desde que se jugó el Preolímpico se hablaron maravillas del Tri Sub 23, se destacó su fuerza mental para vencer a rivales de la zona con los que normalmente sufría y hasta se pusieron de ejemplo para otras selecciones mexicanas que fracasaron en el intento por asistir a una justa olímpica. Se revisaron sus números y ahí justamente, los medios de comunicación iniciaron una campaña en «pro» de este equipo que terminó por inflarlo de manera considerable.

¿Por qué hablar de medallas en Londres poniendo como referencia el Preolímpico de la Concacaf?

Después vinieron algunos duelos no oficiales y llegó el torneo internacional Esperanzas de Toulon, quizás el tope futbolístico de esta selección sub 23 en un torneo de prestigio aunque no reconocido por la FIFA.

México hizo historia y de la buena, pues por primera vez logró coronarse en dicha justa y además practicando un futbol alegre, vistoso y manteniendo esa fortaleza mental, física, pero sobre todo, armonía en su juego. Los nombres de Marco Fabián y Héctor Herrera ya sonaban incluso como posibilidades para emigrar a Europa. El proceso de este equipo era ya destacado, dejaron atrás los escándalos y estaban en vías de crecimiento. Ese mismo proceso inspiraba ya a algunos conocedores en la materia a hablar con más certeza de algún logro olímpico histórico.

El Torneo de Toulon sembró así las ilusiones totales en torno a este equipo. Los medios seguían inflando el globo de manera peligrosa y la afición, en la mayoría de encuestas electrónicas, sugería que el Tri de Tena estaría en el podio de Londres.

Lee también   Arthur dejó claro que no será moneda de cambio

Llegaron los refuerzos mayores de 23 años, Oribe, Corona y Salcido y como que algo se rompió. La realidad es que fuera de Corona, los otros dos no han hecho su trabajo y bien podríamos recordarles que Londres 2012 ya está en marcha.

¿Fueron los refuerzos correctos? Ya se cuestiona en muchos lados. Que si Giovani debe ser titular o que si Oribe no está en buen momento. Que si Raúl Alonso Jiménez anda mejor que Peralta o que si Salcido entrega más balones al rival que cualquier otro mexicano en la cancha…

La realidad es que hoy el pesimismo invade a la afición y en gran parte gracias a los medios que durante los meses previos se dedicaron a inflar a este equipo sin hacer un análisis real de los rivales que estarían en Londres. Las derrotas previas al arranque de la justa olímpica ante España y Japón, opacaron el montón de ilusiones en un instante y sembraron la duda en medios nacionales y por ende, en muchos aficionados que estaban ya acostumbrados a ver triunfar a este equipo en donde quiera que se paraba.

Hoy, que el inicio en Olímpicos no fue el esperado ya se están sugiriendo cambios en el equipo, regresar a la alineación de Toulon o meter a Gio de arranque cuando apenas hace cuatro días se hablaba de que no encajaba muy bien en el sistema.

Sin duda, Luis Fernando Tena tiene ante sí un reto muy importante pues ante Gabón, al que muchos ya dan por perdido, el Tri tendrá que regresar al camino del triunfo si realmente aspira a pasar de ronda, ya no hablemos de medallas.

Ojo, en Olímpicos no hay enemigo pequeño, y ayer Corea, Japón, Senegal y hasta Egipto, en su duelo ante Brasil, lo dejaron más que claro…