Este fin de semana, el PSG le dio una soberana paliza (5-1) al Angers. Hubo de todo, golazos de di María, y este del que hablaremos a continuación.

Este es la nueva definición de juego colectivo, un tiki-taka  distinto. No a ras de suelo, sino en el aire. Parece sacado de algún videojuego, porque tiene una dosis alta de irreverencia. Iniciada, por quién más, por Zlatan:

Lee también   Mario Carrillo