El Inter de Milán no quería despegarse de la pelea por el liderato de la Serie A, pero en un clásico ante el Milan, todo puede pasar.

Foto vía Twitter @Inter_es

Con goles de Marcelo Brozovic (51′), Matías Vecino (53′), Stefan de Vrij (70′) y Romelu Lukaku (90’+3′), el equipo neroazurri le dio vuelta a un partido que ganaban sus rivales 2-0 gracias a los goles de Ante Rebic (40′) y Zlatan Ibrahimovic (45’+1′), y ganar por 4-2.

El equipo rossoneri empezó jugándole por igual al segundo del torneo y antes de los primeros diez minutos estuvo a punto de convertirle un golazo, pero el poste se lo negó.

El equipo local no se achicó y buscó responder rápidamente, pero a lo largo del primer tiempo no tuvo la claridad a la hora de sumar gente en ataque.

Caso contrario que sus rivales, que en una de las pocas que tuvo sacó provecho, cuando Zlatan sacó un pase de cabeza en el área para Rebic, sólo, la empujara y pusiera el primero.

El segundo cayó a muy poco del cierre del primer tiempo, cuando nuevamente Zlatan aparecería, esta vez al rematar de cabeza y poner el 2-0.

El Inter, y al parecer el Milan, salieron con otras mentalidades en el segundo período, pues los neroazzurri empataron en menos de cinco minutos.

Apenas en el 51′, Brozovic sacó un buen remate colocado de volea y de zurda, que se fue pegado al poste del portero. Y a los dos minutos, Vecino aprovechó un pase de Sánchez en el área para empujar el balón y empatar las acciones.

Después del envión interista, el partido cayó en un letargo, donde ninguno proponía, pero el que tenía mayores ilusiones era el Inter, por ello logró el tercero, cuando en un tiro de esquina, De Vrij apareció de la nada para sacar un cabezazo para la remontada.

Lee también   “El Inter de Mourinho era una vergüenza”: Sacchi

Y para ponerle el último clavo al ataúd, Lukaku metió un cabezazo luego de un centro de Moses para sentenciar el Derbi de Milán.

La victoria le da 54 puntos al Inter, que logra igualar la línea de la Juventus y apretar aún más la lucha por el Scudetto.