Genio y figura. Durante la jornada 16 del Brasilerao, Sebastián Abreu volvió a ser noticia por una de sus locuras. En el marco del partido Figuerense-Flamengo (0-2), el Loco se dirigió hacia la tribuna donde estaba la hinchada de Flamengo para mostrarles cómo besaba el escudo de Botafogo, su ex equipo y rival de Flamengo.

Su acción fue sancionada con tarjeta amarilla por el árbitro al considerar que era una provocación y por ende incitación a la violencia. Por su parte, Abreu respondió de esa forma a los hinchas de Flamengo, quienes estuvieron insultándolo todo el partido.

Pero no todo acabó ahí. La afición de Figuerense no vio con buenos ojos que el Loco, jugador de su equipo, trajera una playera con el escudo de Botafogo y lo besara, por lo que también ya le reprochan su conducta.

¿Cómo ven a Abreu? ¿Ya lo extrañaban?

Lee también   Al PSG no le gusta la actitud de Icardi y no comprará su pase