IMM | Albergue de esperanzas
IMM | Albergue de esperanzas

Cumple 111 días como director técnico del Espanyol, sus números hablan por sí solos. En 15 encuentros al mando del equipo blanquiazul, Javier Aguirre ha sumado 7 victorias, 5 empates y sólo 3 derrotas, en otras palabras, ha conseguido 26 puntos de 45 disputados.

La tarea del Vasco no ha sido nada sencilla, tomó al equipo en el último lugar de la tabla con 9 puntos en 13 partidos. Los dirigidos hasta entonces por Mauricio Pochettino parecían sentirse condenados a perder la categoría, los jugadores estaban lejos de su mejor nivel y lucían sin la ilusión y la garra que el argentino les había inyectado en temporadas anteriores.

IMM | Del sufrimiento a la ilusión
IMM | Del sufrimiento a la ilusión
Con la llegada de Javier Aguirre al banquillo, el aficionado perico sabía que difícilmente encontrarían en la cancha de Cornellà-El Prat un futbol brillante y espectacular, pero a cambio de eso tendrían un equipo que pelearía cada balón como si fuera el último y saldrían a cada encuentro con el cuchillo entre los dientes a buscar los puntos sabiendo que la permanencia depende de ellos.

El mensaje del entrenador mexicano fue muy claro: ser invencibles en casa y pelear los puntos fuera. El objetivo es conseguir 42 unidades, antes de lograrlo nadie se puede sentir salvado. Espanyol se hizo fuerte en su cancha y no ha perdido un solo cotejo en su hogar, de siete juegos disputados lleva 5 victorias y 2 empates.

Otra de las claves del buen paso del conjunto periquillo es el buen trabajo defensivo: Capdevila, Colotto, Moreno y Javi López han logrado una estabilidad reflejada en ocho ocasiones con la portería intacta.

Los aficionados están contentos y metidos con el equipo, el arribo del Vasco ha servido para devolverle esperanzas a una playera acostumbrada a sufrir, pero también a pelear en el terreno de juego por lograr la salvación y el respeto de otros clubes.

Lee también   El modelo Aguirre

Tan felices están los simpatizantes de Espanyol que ya piden al presidente firmar la renovación de Aguirre, quien sin duda es el artífice del cambio radical que ha tenido el equipo. Sin embargo tanto técnico como directiva lo tienen muy claro: primero hay que asegurar la permanencia y después se hablará sobre la continuidad del proyecto para los próximos torneos.

Actualmente ocupan la posición 13 de la tabla general con 35 puntos. Están a 11 puntos del Mallorca, que marca el descenso. A falta de 10 jornadas para terminar el campeonato están a 7 puntos de conseguir los 42 que se trazaron como meta para permanecer en el máximo circuito. Al mismo tiempo, Espanyol empieza a soñar con grandes cosas gracias al milagro de Aguirre. Y la afición periquilla camina junto a él.

Por Irving Márquez Monroy (Barcelona, España)