El COVID-19 ha golpeado con mucha fuerza a Río de Janeiro, que se ha convertido en el segundo estado brasileño con más contagiados y por ello el Maracaná será un hospital de campaña.

Maracaná

El centro hospitalario fue construido en 38 días, operará en la parte externa del inmueble y contará con 400 camas, de las cuales fueron entregadas 170 y de las disponibles, 50 son para terapia intensiva y 120 para enfermería.

De acuerdo con información de la propia gobernación, las camas restantes deberían ser entregadas como máximo el próximo viernes 15 de mayo.

Las autoridades políticas, como el gobernador Wilson Witzel, quien aseguró en un comunicado, que el mítico estadio tiene una gran complejidad, se han mostrado satisfechos con lo realizado en el Maracaná.

Por otro lado, el secretario de salud del Río, Edmar Santos, manifestó que el hospital instalado tendrá diversos equipos electrónicos como para tomografías, rayos X portátiles, para ecografías y hemodiálisis.

Además, el centro estará equipado con ordenadores para que los pacientes internados puedan comunicarse con sus familiares y amigos a través de videollamadas.

En Río de Janeiro ya se contabilizan más de 15 mil personas contagiadas y 1500 fallecidos hasta el momento, siendo el segundo estado más infectado de Brasil.

Lee también   Real Madrid se toma la cabeza tras nuevo positivo de Hazard