No pierde el ánimo
No pierde el ánimo

Vive uno de los momentos más complicados en su carrera deportiva. La decisión tomada por Jonathan Dos Santos de quedarse en el Barcelona, aún sabiendo que le costaría mucho trabajo tener minutos en el terreno de juego, parece no cosechar los frutos esperados.

Tuvo la oportunidad de abandonar la entidad blaugrana al principio del verano, las opciones eran buenas, incluso Sevilla hizo un esfuerzo por llevárselo. Pese a ello Jona decidió quedarse en el equipo a la espera de tener acción y así demostrar su potencial, sin embargo apenas ha logrado recordarnos que sigue allí. Sólo ha podido disputar 1 partido de liga, ante el Rayo Vallecano, en el que jugó 6 minutos. También participó 3 partidos de la Copa del Rey, sumando 121 minutos.

Los aficionados del Barcelona saben de sobra que Jona tiene calidad y talento, cualidades que le aprecian por lo que ha demostrado jugando para el Barça B. Muchos de los que han seguido al equipo filial piensan que el jugador tiene el ADN culé y que debe tener paciencia, que debe esperar su oportunidad en el primer equipo y no precipitar su salida.

En las instalaciones del club se recuerda el caso de su hermano Giovani. Tenía calidad para hacerse un hueco en el plantel, pero se desesperó y prefirió salir. Dicen que por eso le está costando tanto trabajo encontrar regularidad y colocarse en la élite del futbol mundial, que no puede con la paciencia.

Pese a contar con poca confianza de parte del cuerpo técnico encabezado por Tito Vilanova, Jonathan no se desanima, sabe que se encuentra en uno de los mejores clubes del mundo y que ganarse un lugar en es muy complicado. Además admite que su proceso le está dejando muchas enseñanzas, ya que puede aprender de los mejores y sabe que esto le traerá beneficios en el futuro.

Lee también   ¡Ave Caesar, morituri te salutant!

De momento Jona lo tiene muy claro: quiere quedarse en el Barcelona y poder encontrar la rendija para consolidarse. Le quedan tres años de contrato y concibe que lo mejor para su carrera es cumplirlos, dice no estar dispuesto a bajar los brazos porque le ha costado bastante trabajo estar donde está como para desanimarse y tirar la toalla. Está claro que, pese a lo que le digan y le critiquen, Jonathan quiere continuar con su sueño blaugrana.

Por Irving Márquez Monroy (Barcelona, España)
@mimooso