El director deportivo de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Juan Carlos Oblitas, manifestó su confianza en que el capitán de la selección de Perú, Paolo Guerrero, jugará el Mundial de Rusia 2018 si le reducen la suspensión de un año por dopaje impuesta la pasada semana por la FIFA.

Oblitas consideró a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que la rebaja de la sanción se puede dar gracias a la trayectoria y a los nulos antecedentes en los cerca de veinte años que Guerrero lleva en el fútbol de alto nivel.

“Si se da el tema de la apelación con los tiempos que estamos viendo, podría llegar”, aseguró Oblitas, exjugador y exseleccionador de la Blanquirroja.

El director deportivo opinó que la sanción de un año es benévola en comparación con otros casos anteriores, donde la FIFA ha sido “muy estricta” y dio entre dos y cuatro años suspensión.

Guerrero tiene que recurrir la sanción en primer lugar ante la comisión de apelaciones de la FIFA y, en caso de no estar de acuerdo con la decisión que se tome, tendrá como última instancia al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Para que pueda disputar el Mundial, la sanción debería reducirse a un máximo de siete meses, pues el delantero ya fue suspendido de manera temporal desde el pasado 3 de noviembre.

Paolo Guerrero apelará la decisión de la FIFA de suspenderlo por un año

El recurso de Guerrero se centrará nuevamente en demostrar que la benzoilegonina, metabolito de la coca hallado en el control antidopaje que pasó tras jugar con Perú ante Argentina en las eliminatorias mundialistas, es fruto de una ingesta accidental de un té contaminado con hojas de coca, y no por haber consumido cocaína.

Lee también   ¡Bienvenido a mi casa! (Que es tu casa…)

La sanción ya hizo que Guerrero, máximo goleador histórico de la selección peruana, se perdiera la repesca intercontinental para el Mundial que enfrentó a Perú con Nueva Zelanda, además de la final de la Copa Sudamericana con el Flamengo.