Enfrentamientos violentos entre fanáticos del Lyon y Besitkas hicieron que el partido se retrasara debibo a que estos invadieron el césped del estadio Parc OL . Todo esto creó un ambiente de incertidumbre entre los propios aficionados de ambos conjuntos y se puso hasta en duda la realización del compromiso.

Según un periodista de la agencia AFP  que se encontraba en el sitio, la turbia comenzó cuando hinchas que se encontraban ubicados en el fondo sur tuvieron que ingresar al terreno de juego para protegerse de objetos contundentes y petardos que les serían arrojados desde la parte superior de la tribuna. El presidente del Lyon, Jean Michelle Aulas, tomó el micrófono para dirigirse a todos los aficionados y así poder calmar los acontecimientos. También se supo que minutos antes de que se iniciara el partiido hubo incidentes violentos entre hinchas a las afueras del estadio y se presume que fue esto lo que originó la revuelta dentro del reciento deportivo. Reportes informan que entre 10 y 15 personas necesitaron atención médica luego de la trifulca.

Lee también   Tras el silbatazo final, pareja tiene sexo en la cancha