Para Philip Lahm, es normal que los aficionados alemanes sientan odio hacia el Bayern München

Desde la temporada 2011-2012 cuando el Borussia Dortmund ganó el campeonato de la Bundesliga, ningún otro club ha podido arrebatar el cetro de campeón al Bayern München, lo cual ha hecho que el cuadro bávaro se haya convertido en el enemigo número uno de los aficionados de los otros clubes de Alemania, pues ven con amargura como sus clubes no pueden hacer mucho frente al vigente tetracampeón de la Bundesliga.

El Bayern München es un club cada vez más arrogante”, “Cuando ven que un club empieza a hacerles competencia, compran a su mejores jugadores para debilitarlos”, son algunas de los quejas de los aficionados de la Bundesliga recogidas por el canal DW, en donde se pone de manifiesto como el Bayern ha hecho que el odio que  de por sí ya estaba presente en los aficionados, se haya acrecentado, sobre todo luego de ver la política de fichajes del club, y sobre todo, de ver como el club no deja que haya demasiada competencia en la Bundesliga, y hayan ganado sus últimas ligas con relativa facilidad.

Sin embargo, para diversos ex jugadores como Oliver Kahn por ejemplo, esta situación es producto del buen trabajo del equipo y no tiene que ver con arrogancia: “En Alemania, cuando un equipo o una persona tiene éxito, se confunde con que se es arrogante, digamos que con el éxito dejas de hacer amigos”, por su parte, el ex jugador Philip Lahm señaló que es normal que la gente desee que su equipo gane: “Podemos entenderlo, podemos entender que la gente no anime o no celebre nuestros logros. Sabemos que todos los aficionados desean que haya mas equipos luchando por el título”, sentenció el ex jugador y símbolo del Bayern München.

Lee también   Donnarumma es un objetivo para la Juventus