Un antiguo colaborador del ex presidente del Olympique de Marsella, Bernard Tapie, destapó un escándalo de corrupción en el fútbol francés luego de 25 años de haber ocurrido. Marc Fratani, en una entrevista al diario Le Monde, declaró que el club compró árbitros y drogó a jugadores rivales para vencer en los encuentros.

Una vez participé en la compra de un árbitro. Fue en un partido contra el PSG, en París. Al día siguiente del encuentro quedé con él en un lugar discreto que acordamos”, comentó.

Además, aseguró que el club drogó a sus rivales, echando una droga en las bebidas de los jugadores contrarios.

En aquel partido, el oponente también fue desestabilizado con el uso de una droga psicotrópica: Haldol. Usando jeringuillas de aguja ultrafinas, el producto se inyectó en botellas de plástico. Todo lo consumible por el adversario fue tratado”, comentó.

Las declaraciones de Fratani avivaron los debates sobre si, durante la época de Tapie al frente del Marsella, el club realizaba acciones fuera de la ley para tener ventaja en los encuentros, directivo que en 1993 ya fue condenado por comprar jugadores rivales.

 

 

Fuente: AS.com

Lee también   El PSG firmó la renovación de Ángel Di María