En el partido por el tercer lugar de la Copa América, entre Chile y Argentina, los capitanes de ambas selecciones, Gary Medel y Lionel Messi, fueron expulsados.

A los 37 minutos de la primera mitad, Medel y Messi se midieron en un forcejeo luego de que el balón saliera por la línea del fondo; el argentino tuvo palabras para el chileno quien reaccionó de mala manera y empujó a su rival.

El árbitro del partido, Mario Díaz de Vivar, emitió el acta arbitral pospartido en la que indica las razones por las que decidió expulsar a ambos futbolistas.

En el escrito, Díaz argumentó, marcando el ítem 6 por los motivos de expulsión señalando que lo hizo por la «falta de opciones». Por lo que redacta en el informe que la expulsión de Messi fue provocada por «enfrentar al adversario en un incidente ocurrido cuando el balón ya no estaba en juego, propinando un fuerte golpe con el hombro al rival».

Por el lado de Medel, el principal paraguayo destacó que expulsó al capitán chileno debido a que agredió a Lionel Messi con empujones y golpes.

«Gary Medel propinó  golpes con brutalidad con el pecho y brazo a su adversario (Messi) hasta ser retenido por sus compañeros».

Tanto Messi como Medel, al igual que ambos conjuntos protestaron la expulsión de sus dos referentes y los seleccionadores de sus respectivos equipos criticaron la acción.

Lee también   MLS | El Galaxy quiere a Roberto Carlos