No habrá Mundial consecutivo para Bosnia-Herzegovina, que no consiguió cupo a Rusia 2018 en el grupo H de las Eliminatorias europeas y verá la gran cita por la televisión. Este martes el equipo azul superó 1-2 a Estonia, pero no le alcanzó para entrar siquiera a repechaje.

Una irregular clasificación de cinco victorias, dos empates y tres derrotas condenó al cuadro de Dzeko y Pjanic, entre otros, que pese a sumar tres puntos frente a los estonios, quedó en el tercer lugar de su zona.

Dos goles de Izet Hajrovic a los 48′ y 84′ fueron suficientes para ser más que su rival, que anotó de la mano de Ilja Antonov a los 75 minutos de partido.

Bosnia-Herzegovina alcanzó así los 17 puntos y quedó detrás de Bélgica y Grecia, que hicieron 28 y 19 unidades respectivamente. Los ‘Red Devils’ van directo al Mundial y los griegos pasarán por el repechaje.

Así, Miralem Pjanic, Asmir Begovic, Edin Dzeko, Sead Kolasinac, Dario Dumic, entre otros, se quedaron sin segunda cita mundialista, tras ir a Brasil 2014 por primera vez en su historia.

Lee también   Mourinho niega haber solicitado aplazar la Premier