México, campeón de Copa Oro

Comencemos por el final, o lo mejor, que en este caso, fue lo mismo. Al minuto 76′ Torrado filtró un balón a Giovani Dos Santos, quien luego de un partido sin generar peligro extremo, recibió la pelota, se dio vuelta, aguantó la decidida salida de Howard, evitó otro inútil manotazo del portero, condujo un metro más y, sin siquiera voltear a ver la portería, bombeó sutilmente el balón para anidarlo en el ángulo del arco. Ese fue el 4-2 final, el que finiquitaba la Copa a favor de México.

  • 2ESTADOS UNIDOS
  • 4MÉXICO
Estados Unidos: Howard, Bocanegra, Goodson, Lichaj, Cherundolo (Bornstein 11′), Dempsey, Jones, Bradley, Bedoya (Agudelo 63′), Donovan, Adu. DT Bob Bradley


México: Talavera, Márquez (Reynoso 43′), Salcido (Torres Nilo 28′), Moreno, Guardado, Torrado, Castro, Barrera (Zavala 75′), Juárez, Dos Santos, Hernández. DT José Manuel de la Torre
Goles: 1-0 Bradley (8′), 2-0 Donovan (23′), 2-1 Barrera (29′), 2-2 Guardado (36′), 2-3 Barrera (50′), 2-4 Giovani (76′)
Árbitro: Héctor Vergara
Incidencias: Rose Bowl, Pasadena

Antes, apenas iniciado el segundo tiempo, Pablo Barrera recibió en el área un balón de Guardado, al cual le entró de tres dedos para complicarle la vida al portero gringo, quien se estiró tanto como pudo sólo para embellecer las fotografías de la anotación. Era el gol que aventajaba a México, el que daría conducto al resultado final.

La primera parte, 45 minutos de intensidad loca y futbol ameno, dejó el partido empatado a dos goles luego de una rápida, amenazante y preocupante ventaja americana, quien apenas en 23 minutos ya se había puesto adelante con goles de Bradley y Donovan.

Lee también   Los goles de la jornada 17

La reacción no tardó mucho, pues Barrera y Guardado, al 29′ y 36′, le regresaron el color a un equipo que a lo largo del todo el partido, y el torneo, dio muestra de superioridad técnica, física y mental. Todo lo que rodea a un equipo, entonces, fue puesto a punto por el cuerpo técnico, que tuvo que sortear dificultades de todo tipo, desde la separación de cinco futbolistas por un dopaje aún no castigado, hasta las lesiones de dos defensas titulares en plena final.

Sexto título de la zona para México, esta vez, válido para la Copa Confederaciones 2013, objetivo planteado desde un inicio y puesto, por muchos, como una obligación.

Al final el equipo superó todos los problemas, jugó mejor que todos sus rivales, remontó una final que pintaba con todo en contra y levantó un trofeo bien merecido.

México recolectó méritos por todos lados, y ya es Campeón de Copa de Oro.

1-0

2-0

2-1

2-2

2-3

2-4