Ex campeón del mundo vende su medalla para comprar cocaína.
‘Cajú’ al centro

Ex campeón del mundo vende su medalla para comprar cocaína.

El sueño de cualquier futbolista es llegar a ganar un mundial y darle esa enorme alegría a todos los aficionados de su país. Aquellos que lo han logrado, seguramente, atesoran además de sus recuerdos, la medalla recibida al momento de la premiación y seguramente será algo que nunca olvidarán.

Caso contrario es el ex futbolista brasileño Paulo César Lima “Cajú”, que compartió el campo con figuras como; Félix, Carlos Alberto, Brito, Piazza, Everaldo, Clodoaldo, Gerson, Rivelino, Jairzinho, Pelé y Tostao.

Cajú” fue integrante del once titular que se coronó en el Mundial de México 70 y en días pasados confesó las cosas que llegó a hacer para conseguir droga, entre ellas vender su medalla de oro para comprar cocaína.

Paulo César se desempeñaba como mediapunta y era un titular indiscutible en el equipo de Zagallo.

Ex campeón del mundo vende su medalla para comprar cocaína.
El campeón en la actualidad

Nacido en 1949 en una favela de Río de Janeiro, “Cajú” también vendió una miniatura de oro del trofeo Jules Rimet.

Necesitaba la droga. Pierdes la noción total de lo que estás haciendo. No tienes equilibrio”, explicó el sudamericano

Las drogas fueron para el ex jugador de Botafogo, Flamengo, Fluminense y Vasco de Gama, un calvario personal y un tormento económico, pues le generaron cuantiosas deudas, por las cuales perdió tres departamentos para poder pagarlas.

No tienes idea ni del valor ni de lo que representó y representa: lo importante para mí era la cocaína. La medalla era lo de menos” expresó ‘Cajú’.

“¿Por qué fui a probar las drogas? No sé cómo. Yo, que nunca había sido drogadicto ni alcohólico, probé esa maldita cocaína y ese maldito alcohol. ¡No sé por qué! A quien tiene hijos, a quien nunca probó, le digo: ¡No lo pruebe! Es duro, es duro, es duro”.

Ex campeón del mundo vende su medalla para comprar cocaína.
Se perdió en las drogas

La carrera de éste brasileño siempre estuvo acompañada por las drogas y el alcohol, inclusive, declaró que mientras militaba en el Olympique de Marsella, jugó “dopado” cuando conquistó el Mundial de Clubes en 1983.

Lee también   Solari a Isco: "El fútbol es trabajar y estar al servicio del equipo"

Hay que destacar que se perdió la Copa del Mundo de 1978 por pedirle a la Federación brasileña de fútbol, mejores premios para los seleccionados.

Actualmente el brasileño dice ser un hombre nuevo, pues está rehabilitado y asegura que desde hace quince años no prueba ni una gota de alcohol, ni consume drogas.

Fuente: GloboNews