Carles Vilarrubí, vicepresidente de relaciones internacionales e institucionales y Jordi Monés, encargado del Barça Hub, presentaron su renuncia a la directiva del FC Barcelona por diferencias con los altos cargos culés.

Según confirmó el propio presidente Josep María Bartomeu, estos dos hombres dejaron oficialmente el organigrama catalán debido a molestias por el partido jugado ante Las Palmas a puerta cerrada el pasado 1 de octubre, mientras se realizaba un referéndum en Cataluña que fue interrumpido por cuerpos policiales. La opinión de ellos es que en las condiciones sociales que estaba la ciudad, no debía jugarse.

La difícil situación vivida en Barcelona en las horas recientes, en las que personas fueron atropelladas y maltratadas por querer independencia, afectó también al club español. Bartomeu aceptó la decisión, pero no la compartió.

«Este tipo de decisiones no son fáciles. Cada uno tiene su manera de actuar», indicó el presidente sobre la decisión de jugar contra los canarios aun sin público. «Todos vamos a una y si hay personas como Vilarrubí y Monés que deciden dimitir, es su decisión. Hay unión, ganas y energía», sentenció, según publicó As.

Lee también   BARÇA | ¿Pepe utiliza al Barcelona?