El club portugués Porto quiere hacerse de los servicios de Jackson Martínez, delantero de Chiapas, para la próxima campaña.

Cuando comenzó el año el diario inglés Daily Mail dio a conocer que el club Liverpool tenía en su mira al delantero de los Jaguares de Chiapas. Según la publicación, los Reds seguían de cerca al colombiano con miras a ficharle en el mercado invernal, cosa que nunca sucedió, pero lo cierto es que tampoco desmintieron la información del rotativo. Se llegó a hablar incluso de 10 millones de euros (casi 13 millones de dólares).

El jugador, en su momento, dijo que no había tenido algún acercamiento con el club británico pero, por supuesto, que no le desagradaba la idea de jugar en Europa. El colombiano arrancó el año con su club y su desempeño ha ido en ascenso, contribuye bastante con el equipo, marca goles, da asistencias, recupera balones, se desgasta en la cancha.

Pero Liverpool no es el único nombre que se ha manejado en el mercado, también figuran otros clubes europeos interesados en el atacante colombiano. Debido al gran interés surgido por el delantero, Grupo Salinas y TV Azteca se hicieron de la carta del jugador, dado que ésta pertenecía a varios empresarios, según informa John Sutcliffe en su blog de ESPN. El club ha cotizado a Jackson en 10 millones de dólares y esperan a que llegue el mejor postor.

Según el mismo John Sutcliffe, Jackson Martínez sería comprado por el FC Porto, pues al equipo portugués le han funcionado de maravilla los jugadores colombianos. El año pasado Porto levantó la Europa League de la mano de tres, James Rodríguez, Freddy Guarín y su goleador Radamel Falcao, que fue comprado a River Plate por 5.5 millones de euros en 2009 y vendido al Atlético de Madrid el año pasado por 40 millones de euros, una ganancia de más del 700% de la inversión.

Lee también   Iker Casillas tiene ofertas para volver a la liga española

Así las cosas con Jackson Martínez y su posible futuro en Europa. Por lo pronto sólo resta darle tiempo al tiempo y esperar a que el colombiano no baje su nivel. En junio sabremos si rompe caderas en México o rompe las redes de Europa con su técnica y fortaleza. Por lo pronto el delantero sólo piensa en el juego de mañana contra la selección Mexicana.