Néstor de la Torre renunció a su cargo de Director de Selecciones Nacionales. Hoy por la tarde, en el marco de la ratificación de Justino Compeán como Presidente de la Federación, los medios de comunicación abordaron el auto de Néstor, quien declaró, rapidamente, que estaba muy molesto por la reunión de ayer, donde los jugadores implicados en el escándalo de los festejos del 8 de septiembre, pidieron su salida del organismo rector del futbol mexicano.

Y a las 22:30 horas, Néstor dio el comunicado que antes se había señalado: “Les quiero informar que en ejercicio de congruencia he decidido hacerme a un lado de la Direccion de Selecciones Nacionales, creo que para conseguir un cambio de verdad en cualquier estructura hace falta voluntad, transparencia, valor y una vision distinta“, sentenció.

Todo parecía indicar que Néstor seguiría al frente de la Dirección de Selecciones Nacionales, sobre todo luego de haber sido respaldado por Decio y Justino, pero la presión de los jugadores implicados en el polémico festejo y en el castigo posterior, más la intervención de los medios de comunicación, concluyó en la salida del exdirectivo del Guadalajara.

Aunque no hay certeza en si será aceptada su salida, lo cierto es que Néstor no desea permanecer en una Dirección que, según lo acontecido recientemente, carece de rumbo y autonomía de gestión: “Tomé decisiones fuertes cuando se requería porque representar a tu país se debe hacer con honor, disciplina y orgullo, se requiere un cambio de fondo para que los resultados lleguen y algún día veamos al futbol mexicano en el lugar que se merece, yo me hago a un lado para ser congruente“.

Lee también   Messi convocado por el Barcelona a pesar de tener "una pequeña molestia"

Recordó que también se había aplicado la ley cuando fue necesario en las divisiones inferiores y en tales ocasiones, se había respetado el código que lo había llevado a ejecutar las sanciones: “La Sub-17 tuvo un acto de disciplina, el jugador (Martín Galván) fue castigado y se señaló; la Sub-20 tuvo cinco jugadores que desacataron el reglamento y también se dijo quiénes fueron, qué hicieron y cuál fue el castigo“.

En su período al frente de las Selecciones, durante dos años hubieron altibajos: no hubo un cambio sustancial en el futbol mexicano, apareció la mano dura y se logró establecer orden a comparación de la gestión anterior, encabezada por Guillermo Cantú. Sven Göran-Eriksson fue removido de su cargo como DT de la Selección Mexicana y llegó en su lugar Javier Aguirre, aclamado por la multitud, en ese momento.

La razón principal que orilló a Néstor a salir del organismo, fue que los jugadores, encabezados por Rafael Márquez, le pidieron al Presidente y al Secretario de la Federación que hiciera una disculpa pública por haber hecho público a los ‘culpables’ del festejo en Monterrey. “Querían que pidiera una disculpa pública por aplicar un reglamento, lo cual no estuve dispuesto a llevar a cabo“, puntualizó.