Tras el polémico pase del Tottenham a semifinales de Champions League, el delantero vasco Fernando Llorente contó a la prensa que la pelota rozó en su brazo antes de entrar y darle el gol que clasificaba a los Spurs ante Manchester City. El delantero afirmó que no hubo intención, pero las reglas del VAR y la FIFA pueden dejar en evidencia al árbitro turco Cakir.

Fernando Llorente habló tras anotar el tercer y definitorio tanto del Tottenham en Etihad, en lo que fue derrota pero clasificación para los de Pochettino contra los de Pep.

«El balón me pega mayormente en el cuerpo. Es cierto que quizá me roza la mano, pero no hay intención ninguna de meterlo con la mano; así que es gol legal», declaró Llorente a los medios de comunicación.

Lo cierto es que el árbitro turco Cuneyt Cakir revisó el VAR y terminó concediendo el gol a pesar que no se termina de apreciar claramente si hay o no mano/brazo.

El reglamento FIFA que debe seguir el VAR recomienda, por lo menos hasta esta temporada, no convalidar goles con la mano, con o sin intención. A partir de la próxima temporada, esa recomendación será reglamentaria y no se deberá validar ningún gol previo a un toque en mano o brazo. Sin importar la intencionalidad del jugador.

Por lo que el árbitro otomano, no observó mano en ningún momento, o no siguió la recomendación de FIFA. No es la primera vez que el turco está envuelto en polémicas en partidos definitorios de Champions.

También se dio a conocer en las últimas horas, imágenes que evidencian que la pelota golpea en el brazo de Llorente, y luego en la cadera del futbolista español antes de traspasar la línea de gol. Pero dicha toma, desde ese ángulo, no era parte de las imágenes mostradas por el VAR, y apareció después de que el tanto subiera al marcador.

Lee también   Ashley Madison quiere premiar a futbolistas infieles