Este sábado el PSV Eindhoven de Hirving Lozano jugó ante el Feyenoord por la Supercopa de Holanda en el Philips Stadion y cayó derrotado en tanda de penales tras empatar sin goles en el tiempo regular.

El equipo de Mark Van Bommel salió a su campo sin el mexicano Lozano entre los titulares. En su lugar jugó Donyell Malen, quien salió sustituido a los 59 minutos precisamente por Hirving.

Aunque el PSV fue superior en la tenencia de la pelota y generó más oportunidades que el Feyenoord, la paridad se mantuvo durante los 90 minutos y así el encuentro se tuvo que definir desde el punto penal. Sin prórroga.

En la tanda marcaron Pereiro, Schwaab, De Jong, Lozano y Junior por el PSV. Por su parte, Van der Heijden, Berghuis, Vente, Vilhena, Verdonk y Clasie lo hicieron para la visita, que se impuso por 5-6.

De esa forma el cuadro de Rotterdam se quedó con el primer título de la temporada en los Paises Bajos frente al último campeón de la Eredivisie.

Es la segunda vez al hilo que el Feyenoord logra ganar la Supercopa, luego de su título obtenido en 2017 tras salir campeón de la liga del año anterior. Esta vez repite el logro, pero llegando como ganador de la copa doméstica.

El lamento de Hirving Lozano luego de perder el partido
Lee también   Hirving Lozano no jugó en paliza del PSV al Venlo