El presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, reiteró la inocencia del club del respecto a un presunto fraude fiscal en el fichaje del brasileño Neymar e insistió en que la operación para contratar al delantero fue «completamente legal»
En el último giro de una saga que llevó al antecesor de Bartomeu, Sandro Rosell, a dimitir el mes pasado, la Audiencia Nacional abrió cargos contra el campeón de la liga española por supuesto fraude fiscal.

El club se vio forzado a defenderse después de que un socio presentara una querella contra Rosell acusando apropiación indebida de fondos.

Cuando los detalles del traspaso de Neymar desde el Santos se revelaron, el juez Pablo Ruz, que instruye el caso, respaldó la petición de la Fiscalía de imputar a la entidad por un presunto delito fiscal.

«Estamos muy tranquilos porque el contrato es completamente normal», dijo Bartomeu en una entrevista con la cadena TVE.

«Hemos estado asesorados, tanto nosotros, como el jugador, como el Santos, y todo lo hemos hecho de forma legal (…) Ahora vamos a explicar cómo ha ido la negociación, cómo son los contratos, y demostraremos que son completamente legales», agregó.

El fichaje de Neymar por el Barcelona inicialmente se vio rodeado de misterio y no estaba claro la cantidad pagada o a quién y cuándo se hizo.

Tras la dimisión de Rosell, el Barcelona admitió que había costado 86,2 millones de euros (118 millones de dólares), incluidos los pagos al jugador y su familia, y no los 57,1 millones de euros que dijo el club en un primer momento.

Lee también   El Manchester United buscaría a un central del Madrid si no ficha a Upamecano