Debido a la controversia que ha generado la realización de la Copa Confederaciones y Copa del Mundo en tierras brasileñas, diversos rumores, alegando que el evento mundialista podría suspenderse y mudarse a otro país, aparecieron en los últimos días.

En respuesta a ésto, el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, declaró hoy en el Estadio Maracaná que no han recibido ofertas de otros paises para albergar el Mundial en caso de emergencia y que no existe algún plan «B» para realizar dicho evento fuera de Brasil.

«La final se celebrará el domingo en el Maracaná y el Mundial de fútbol en Brasil», señaló el directivo en respuesta a las múltiples protestas de los ciudadanos brasileños.

Aunado a ésto, el ministro de deportes de Brasil, Aldo Rebelo, presentó un informe de lo que ha dejado hasta el momento la organización de la próxima Copa del Mundo en cifras de empleo y movimientos económicos.

«Brasil debe seguir realizando la Copa y cumplir las expectativas», apuntó Rebelo.

Asimismo, Valcke añadió que la FIFA ha invertido más de 31 millones de dólares hasta el momento en empresas brasileñas que proveen servicios de seguridad para el público o comida para las organizadores.

Lee también   "No sabía lo de Villa".