El FC Barcelona y el Atlético de Madrid se enfrentaban en la otra Semifinal de la Supercopa de España, que definiría al rival del Real Madrid para el próximo domingo.

Foto vía Twitter @AtletiFR

Con goles de Koke, Álvaro Morata y Ángel Correa, el conjunto colchonero logró imponerse por 3-2 ante el cuadro catalán que parecía tener todo definido para avanzar con los goles de Lionel Messi y Antoine Griezmann.

El equipo de Ernesto Valverde fue ampliamente superior en todo el partido, pero los errores defensivos, esos que le han dado tantos dolores de cabeza a su equipo en toda la temporada, fueron decisivos.

Durante la primera mitad, los dirigidos por el ‘Cholo’ Simeone fueron dominados en cada línea del campo, pero por cuestiones del fútbol el Barcelona no pudo capitalizar ninguna llegada.

Y si por cosas de fútbol el equipo blaugrana no pudo anotar en el primer tiempo, el Atlético logró aprovechar un error en defensa para poner el primero, luego de un mal achique de Piqué en la frontal que le permitió a Koke ingresar para recibir un pase y definir a la mano derecha del portero.

El equipo catalán seguía siendo superior y a pesar del gol ninguno cambió su postura, por ello llegó el empate del Barcelona, cuando Messi volvió a marcarle a su víctima preferida, sacando un remate de zurda.

Mucho no pasó para que el dominio de los blaugranas se afirmara en el marcador, esta vez, un remate de Suárez que tapó Oblak, derivó en un rebote que Griezmann empujó con la cabeza para voltear el compromiso.

Los culés seguían siendo mejores y solamente un error podía costarles el partido, y así fue. Tras recuperar un balón en la mediacancha, los colchoneros iniciaron un contragolpe que terminó con un penal cometido por Neto que finalizaría Morata para empatar el juego.

Lee también   Boateng espera jugar bien para quedarse más tiempo en el Barca

Y finalmente, el golpe de gracia lo dio Correa, quien aprovechó otro error en salida del Barcelona y una contra de su equipo para definir ante el portero, con suspenso, pero con el balón entrando al arco.

Una nueva final que medirá al Real y al Atlético, esta vez para conocer al «Supercampeón de España».