Fiscalía suiza acusa de fraude a exdirigentes de fútbol alemán

La fiscalía suiza anunció este martes que acusaba de fraude a varios exdirigentes del fútbol alemán luego de cerrar una investigación abierta en 2015 sobre el Mundial del 2006.

La fiscalía suiza acusó de fraude a varios exdirigentes del fútbol alemán luego de cerrar una investigación abierta en 2015 sobre el Mundial del 2006. (Foto vía Twitter)

Los acusados de fraude son el expresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Theo Zwanziger,  y quien fue secretario general de la FIFA entre junio de 1999 y junio de 2007, el suizo Urs Linsi.

Junto a ellos, Horst Rudolf Schmidt, exsecretario de la DFB, también recibió la acusación de fraude.

Mientras que Wolfgang Niersbach, miembro del comité de candidatura y vicepresidente del Comité de Organización del Mundial, está inculpado por «complicidad en fraude», según indicó el El Ministerio Público de la Confederación (MPC) en un comunicado, añadiendo que la acusación de «blanqueo de dinero» fue archivada en julio.

A los acusados se les culpa de haber «engañado ingeniosamente a los miembros de un órgano de vigilancia del Comité de Organización de la DFB para la Copa del Mundo de 2006 con el objetivo real de un pago de alrededor de 6,7 millones de euros».

Beckenbauer también está en la investigación

La leyenda del fútbol alemán Franz Beckenbauer, presidente del comité de candidatura alemán, también es objeto de la investigación.

Sin embargo, por motivos de salud, separaron el proceso contra en julio de 2019 y «el MPC lo llevará a cabo de manera separada», explicó la fiscalía.

«Un juicio conjunto retrasaría inútilmente el proceso contra los otros acusados, ya que el actual estado de salud de Franz Beckenbauer, según los pronósticos en este momento, no permite su participación o su audiencia ante la Corte Penal Federal (TPF)», precisó el MPC.

Lee también   INTER | No procedió apelación de Eto'o

Según el medio alemán Der Spiegel, la salud de Beckenbauer se deterioró «significativamente desde abril; su capacidad de juicio y su memoria han disminuido».

Además, Der Spiegel reveló que Alemania habría utilizado un fondo secreto de 10 millones de francos suizos para comprar votos para poder conseguir la organización del Mundial del 2006.