Flamengo se midió a Palmeiras con más de 20 bajas por COVID-19

Foto: @Flamengo

Los tribunales fueron los protagonistas de la duodécima jornada de Liga en Brasil con una polémica que dejó en el aire la disputa del partido entre Palmeiras y Flamengo.

Un brote de COVID-19 en el Flamengo, que acumula una veintena de positivos en la plantilla, desató el un lío que tuvo que resolver un tribunal minutos antes del horario programado para el encuentro frente al Palmeiras, que terminó 1-1.

La polémica ya se arrastraba desde hace unos días. El club carioca solicitó sin éxito el aplazamiento del partido a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y obtuvo el mismo resultado en la Justicia Deportiva.

Pero dos sindicatos decidieron llevar el caso a la Justicia ordinaria con el argumento de que el partido entrañaba un «riesgo elevado» para la salud.

El Tribunal Regional del Trabajo de Río de Janeiro aceptó los dos recursos de los sindicatos, suspendió el partido y además prohibió al equipo rojinegro entrenar y jugar durante los próximos quince días.

El Flamengo, ajeno a la suspensión, viajó a Sao Paulo con una plantilla formada por jóvenes de las categorías inferiores. La CBF recurrió a una instancia superior, el Tribunal Superior del Trabajo, que permitió la celebración del partido por una mera cuestión de competencias. El partido era en Sao Paulo y la corte que lo había suspendido era de Río.

Lee también   Manchester City golea antes de recibir al Madrid