Sandro Rosell está acusado de lavado de dinero por más de 15 millones de euros

Sandro Rosell es uno de los presidentes más laureados en la historia del Barcelona, pero también es uno de los más polémicos, pues con su gestión terminó definitivamente la era romántica del Barcelona y el club se convirtió en una empresa más, lo que al final resultó contraproducente para su figura, pues terminó renunciando a su puesto en el 2014. Desde entonces ha estado bajo investigación, no solo por lo hecho en el equipo blaugrana, sino también por los nexos con la Confederación Brasileña, lo que ha desencadenado su detención en sus oficinas de Barcelona.

El ex mandatario está acusado de haber lavado casi 15 millones de euros procedentes de la venta de derechos televisivos de la selección nacional de futbol de Brasil. Rosell tiene una empresa llamada Bonus Sports Marketing, que se dedica a comercializar eventos deportivos a nivel global y entre sus clientes se encuentra la selección brasileña, con la que tiene un contrato vigente hasta el 2022 para difundir los partidos de la selecao sobre en Oriente, lo que le ha traído una serie de críticas por las formas que utiliza para ello y los fines ocultos que se manejan.

La investigación en contra de Rosell es derivada del gran escándalo de corrupción de la FIFA, y que es llevada a cabo por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Unión Europea, en conjunto con el FBI estadounidense; hasta el momento, Rosell se encuentra retenido en la ciudad condal y se le han embargado cerca de 35 millones de euros. Se espera que en las próximas horas la fiscalía de Estados Unidos solicite la extradición del ex mandatario, lo que lo convertiría en uno más de los detenidos por el caso del FIFAgate.

 

Lee también   UEFA promete seguridad en la final de la Champions