Para Mourinho sí existió falta sobre Ramires en la jugada que valió el empate 2-2 en el último instante ante el West Bromwich Albion. «Visto en las pantallas, no hay duda», afirmó.

Chelsea rescató un punto ante el West Bromwich Albion en el último instante del descuento, gracias a un pénalti muy dudoso. En las imágenes parece claro que Ramires se tira contra el defensa y provoca el error del árbitro, Andre Marriner. Pero la infracción se señaló y Mourinho salvó su récord: ya suma 66 partidos en liga como entrenador del Chelsea sin perder en Stamford Bridge. Este ha sido el empate número 15, al que hay que añadir 51 triunfos.

Tras el partido, Mourinho aseguró que vio falta clara en la acción de Ramires y que en realidad fue su equipo y no el WBA el que tuvo motivos para quejarse de la actuación de Marriner: «Fue penal. Visto en pantalla no hay ninguna duda. No es que crea que fue penal, es que lo es. Marriner es uno de los mejores árbitros de Europa. Ahora todo el mundo habla de esa jugada porque fue en el último tramo del partido. Si hubiera sido en el minuto 20, estarían callados. De hecho el segundo gol de ellos llega tras una falta clara a Ivanovic que no ve el cuarto árbitro cuando sucede delante de él. Así que no creo que el West Bromwich Albion tenga motivos para irse molesto. El árbitro nos perjudicó a nosotros. Se equivocó en su segundo gol pero después nosotros tuvimos una reacción fantástica, creamos muchas ocasiones contra un rival que en el primer tiempo ni había pasado del centro del campo».

Lee también   Jugador del Galaxy confesó por qué era más fácil jugar con Ibra que con Chicharito