Bradley Lowery fue un pequeño fanático del fútbol que por su fuerza, entrega y entusiasmo se ganó el corazón de todo aquel que ama el balompié. El niño inglés de seis años que conmovió al mundo del fútbol, ha fallecido este viernes a causa del cáncer terminal que padecía. Su muerte fue recibida con gran pesar un todos los grandes equipos, sobretodo los de la Liga Premier de Inglaterra.

Lowery fue un gran aficionado del Sunderland y el club ayudó a concienciar a la gente de la enfermedad que sufrió así como a recaudar fondos para la fundación que llevará su nombre. Además, el delantero inglés Jermain Defoe, exfutbolista del Sunderland, estuvo muy cerca de Bradley Lowery y compartió con él sus últimos meses de vida: «Hablo con su familia a menudo y hace unos días estuve con él. fue duro verle sufrir así», aseguró el jugador este jueves.

La madre de Bradley publicó en Facebook un comunicado tras la visita del jugador: «Todos se acostaron en la cama para abrazarle, creo que era su forma de decir adiós. A última hora de la noche su mejor amigo Jermain vino a visitarle y fue muy emocionante ver cómo reaccionó Bradley. Estaba tan feliz acostado junto a él con caricias. Bradley estaba muy relajado junto a él».

En el comunicado publicado por el Sunderland, el club inglés destaca la lucha del menor contra la enfermedad y transmite sus condolencias a sus familiares. El club resalta la amistad de los jugadores y el personal del hospital con el niño y en especial con Defoe del que aseguran que tiene el corazón roto tras conocer el fallecimiento, según reseñó As.

Lee también   Marco Fabián habla sobre los rumores de su futuro