Debido a los adeudos que los dirigentes de varios clubes tienen con futbolistas de la Liga Ecuatoriana, durante el partido entre Universidad Catolica y Mushuc Runa mostraron su molestia dándole la espalda al balón y retrasando el inicio del partido por unos cuantos minutos.

A pesar de que la Asociación de Futbolistas de Ecuador había convocado a una huelga general, los directos de los clubes no aceptaron dicha situación y obligaron s su jugadores a presentarse a los partidos, por lo que los jugadores encontraron en darle la espalda a la pelota una forma de mostrar su inconformidad.

Lee también   UEFA sanciona a Wenger con tres partidos de suspensión