Gales de la mano de Ramsey se quedó con el último cupo de las eliminatorias a la Euro 2020

Foto: EFE

Aaron Ramsey, que volvió a un once titular de Gales después de un primer tramo de curso lastrado por las lesiones, impulsó a Gales hacia la Eurocopa 2020 con un doblete que sirvió para derrotar a Hungría 2-0 en Cardiff City Stadium.

Con todo decidido en el resto de los grupos, sólo el E merecía toda la atención. Tres equipos lucharon en la última jornada por la vigésima y última plaza que daba derecho a disputar la próxima edición de la Eurocopa. Entre Gales, Hungría y Eslovaquia, se iba a decidir todo en solo 90 minutos.

A Gales le bastaba con ganar para evitar cualquier tipo de problema. Eso es lo que necesitaban los hombres dirigidos por Ryan Giggs. A Hungría le podía valer un empate si Eslovaquia no superaba a Azerbaiyán. Pero también una victoria clasificaba al conjunto magiar, muy lejos de aquella selección que asombró al mundo en los años 50 o incluso de la que disputó en Francia 2016.

Ramsey fue más decisivo que Bale. Casi desaparecido en el Juventus por culpa de varias lesiones leves, sólo había disputado esta temporada 326 minutos en el club italiano. Y, justo a tiempo, sacó a relucir su mejor nivel para clasificar a Gales, que disputará su tercer gran torneo de la historia tras el Mundial de 1958 y la Eurocopa 2016.

El gol del hombre del día acabó con cualquier conato de reacción. Hungría dejó de ser un peligro y los minutos pasaron para dictar poco a poco la sentencia del cuadro magiar y para sellar el billete de una selección que logró su clasificación con un nombre propio: Aaron Ramsey.

Lee también   Las 10 goleadas más inesperadas del futbol