Ajaccio ya es otro. Ganó de último minuto en cancha de Valenciennes 1-2, y escaló cinco lugares en la Ligue 1 para colocarse decimoquinto.

Valenciennes es uno de los equipos ubicados en la parte baja de la tabla, pero todos los líderes sufrieron este año cuando visitaron el Stade du Hainaut. Pero Ajaccio no se achicó, al contrario, arrancó con una confianza desconocida hasta hace poco más de un mes.

Y así, rápido, Eduardo adelantó al equipo de Ochoa a los 6 minutos. El refuerzo brasileño, que apenas con dos partidos se ve muy acoplado, aventajó al cuadro que inició esta jornada 21 en el fondo de la tabla.

El gol propició un juego abierto, con muchos espacios y muchas llegadas. Ninguno de los dos equipos se distingue por su sólida defensa o por su ataque letal, por lo que comenzaron a jugar mucho en las áreas, aunque con mala puntería.

Se empató el marcador al 48′. Aboubakar, el camerunés que estuvo con su país en el pasado Mundial, recibió balón por el centro de la cancha y atrás de media luna le pegó raso pegado al palo. Memo se lanzó, pero sólo vigiló cómo la pelota se metía en la red.

Después, Ochoa, que dudó en un par de salidas, atajó cuanto pudo. Sacó dos con dirección de gol y vio otro balón estrellarse en el poste.

Ajaccio también reventó dos veces el travesaño. Los dos fueron tiros desde fuera del área.

Y cuando el empate era un hecho, Kinkela, que ingresó de cambio al 83′, tomó balón en el área, recortó hacia adentro y de zurda lo mandó cruzado hacia el ángulo de arriba. Golazo que le da al Ajaccio su cuarta victoria en fila y lo retira de la zona de descenso. ¡Avanzó cinco lugares! Dejó atrás a Nice, Socheaux, Auxerre, Caen y el propio Valenciennes, y se ubicó en decimoquinto lugar.

Lee también   Cristiano Ronaldo: "Quedan muchas batallas por ganar"