Gareth Bale fue el protagonista en un nuevo empate del Real Madrid

Gareth Bale celebra uno de sus dos goles ante el Villarreal. Foto: EFE

El Villarreal y el Real Madrid resolvieron con un empate a dos goles, el tercero en las tres últimas temporadas en La Cerámica, su duelo de la tercera jornada de LaLiga Santander en un partido parejo y en el que la igualada fue justa.

Tuvo que ser Gareth Bale, que en la pretemporada parecía fuera de la plantilla, el que salvase a su equipo tras nivelar en dos ocasiones la desventaja de su equipo en el marcador, la primera en el tiempo añadido del primer periodo y la segunda en la recta final el choque.

Bale, rescató a su equipo en el minuto 86. Un balón robado en el centro del campo por Modric encontró como destino al galés, que recortó y batió a Andrés por el palo corto.

En el tramo final, el Villarreal aguantó la pelota para dejar pasar el tiempo mientras que el Madrid intentaba con poco orden llegar a la meta local aunque sin éxito, si bien dio tiempo a que Bale recibiera dos tarjetas amarilla en apenas un minuto y medio y acabara expulsado en el 94.

Lee también   Gareth Bale "quiere jugar más" en el Real Madrid para la siguiente temporada