¿Será el estadio?

En el Omnilife pierde el aficionado: pierde su equipo, pierde su dinero, pierde su tiempo. Hay espectáculo a cuentagotas. Vaya quien vaya a jugar al nuevo coloso de Zapopan, el juego transita soso (efectivamente, Monarcas no exentó del aburrimiento), y el bostezo hace una sinfonía que arropa hasta al mismísimo Jorge Vergara.

El partido de hoy, correspondiente a la fecha 2 que había sido postergado, fue un poco más de lo que ha sido en cuerpo y forma el grueso del torneo. Cerrojo en el medio del campo, disparos a la tribuna, guardametas sobresalientes, lánguidas líneas defensivas. Comenzaron ofreciendo algo más pero incumplieron las expectativas al final.

  • Guadalajara
  • 1Morelia
Chivas: Michel; Magallón, Enríquez, de Luna (Pérez 65’), Ponce; Báez (Mejía 46’), Araujo, Fabián, Medina; Arellano, Vázquez (Bofo 58’). DT José Luis Real


Monarcas: Vilar; Pérez, García Arias, Romero, Aldrete; Pineda (Noriega 58’), Lozano, Droguett, Hernández; Sabah (Salazar 87’), Márquez (Rey 80’). DT Tomás Boy
Goles: 0-1 Aldrete (78’)
Árbitro: Rafael Medina.
Incidencias: Partido pendiente de la jornada 2 del Apertura 2010, realizado en el Estadio Omnilife ante 26,340 aficionados.

Morelia salió del bache de cinco encuentros sin ganar -cuatro derrotas consecutivas- porque fue más decidido. El Jefe, tranquilo como es en su interior pero explosivo a la hora de encarar sus compromisos, llevó a sus Monarcas a la ansiada victoria.

Si Elías no funcionaba, llegaban por la izquierda con Droguett. Si el chileno estaba en huelga, aparecían con el Patrullero. Lozano más apagado que otras apariciones y Sabah normal: falla que falla. Lo mejor fue el gol de Aldrete cuando esto parecía que no tenía salvación.

Lee también   DT de Independiente llora de emoción por ser Campeón de CopaSudamericana

A Chivas le ayuda mucho la presencia de Venado Medina. Es apenas su tercer partido desde que se curó de la lesión (propinada también por el maléfico campo nuevo) y le da otra faceta al ataque rojiblanco. Así pasó esta noche, aunque de poco sirvió tenerlo animado, sin conjunto, sin idea y sin pasión.

Ahora entró Bautista y contrario a como había ‘revolucionado’ el ataque de su Rebaño en anteriores ocasiones, pasó desapercibido. Le fue más fácil a Morelia cubrir la delantera rival y aprovechó ese tipo de bondades para contragolpear y cerrar un partido trabado, con sonrisas arrancadas a fuerza.

Morelia llegó hasta la décima posición general y abandonó la obscuridad del grupo tres, con sus trece puntotes. Chivas se quedó con once, en la penúltima posición del primer sector y en el décimotercer peldaño de la tabla general.

Vaya duelo de viajeros… ¡par de maletas!