Esta será la batalla más dura en la vida de uno de los mejores delanteros de todos los tiempos: Gerd Müller, histórico jugador de Alemania, debe combatir el Alzheimer. Una enfermedad que debe tratarse como si fuera el peor defensa al que el «Bombardero» se haya enfrentado.

La situación es muy dura pues el ex futbolista, quien cumplirá 70 años en noviembre, vive en un asilo a causa de esta problemática y el día de hoy, el Bayern Munich decidió hacer pública la enfermedad del legendario jugador en su página web, con motivo de su próximo cumpleaños.

Desafortunadamente Müller , quien se trasladó desde febrero a este asilo para combatir el problema, ya había dado indicios de padecer Alzheimer, pues en julio del 2011 fue hallado en estado de completa desorientación por la policía de la ciudad italiana de Trento después de que el club denunciase su desaparición, mientras se encontraba junto con el plantel de reserva del Bayern preparando la temporada.

El apoyo de todo el Bayern, y la comunidad del futbol alemán en general, no se ha hecho esperar y Karl-Heinz Rummenigge, presidente del club, ha resumido perfectamente el aporte del «Torpedo» al deporte:

«Sin sus goles, ni el FC Bayern ni el futbol alemán serían lo que ahora son. Gerd Müller es uno de los más grandes del futbol mundial».

Si nos vamos más lejos, Franz Beckenbauer, considerado el mejor futbolista alemán de todos los tiempos, también ha tenido palabras de elogio para este gran delantero:

«Entre todos los grandes jugadores como Wolfgang Overath, Günther Netzer, Karl-Heinz Rummenigge o Paul Breitner, Gerd Müller es para mí el mejor. ¡Era imparable! El Bayern debe su grandeza a Gerd Müller. Sin los goles de Gerd aún estaríamos en el almacén de la calle Säbener, sentados en nuestras cabañas de madera… En la edad de piedra del futbol».

Después de colgar las botas, Gerd siempre estuvo ligado con los problemas en su vida, pues luego de retirarse, Müller abrió un restaurante en Fort Lauderdale, en el estado norteamericano de Florida, pero fracasó en la empresa y regresó a Europa. Müller se entregó al alcohol, pero años más tarde superó la adicción.

Lee también   El curioso contrato de Falcao

0769ff1a-6c47-11e5-acef-f80f41fc6a62